sábado, 6 de octubre de 2007

Manolo García - Prefiero el trapecio

Con la hermanas Gilda duermo en una cama grande;
bailamos con las canciones del Sisa y el Peret.
En un edificio con ventanas sin cristales,
Carpanta y yo vivimos a base de latas de calamares.

En el 13, Rue del Percebe,
vivo en la ausencia del deseo canalla,
en la indigencia del garfio y la pata de palo.
Y, si la vida es un sueño,
como dijo algún navegante atribulado,
prefiero el trapecio
para verlas venir en movimiento.

Voy viviendo a mi manera,
si conviene, regando pa' que crezca la higuera,
pa' que crezca y dé sombra,
pa' que dé sombra y frutos,
y muchas primaveras.
Y muchas primaveras.

Ante una hoguera que alimento
con muebles de algún desalojo indecente
me caliento junto al Correcaminos,
Rompetechos y otros colegas.
En fin, buena gente.

Somos gente ficticia,
náufragos urbanos,
perdidos, renegados, inadaptados
olvidados; gente ficticia,
gente fetén. Si el mundo fuese de cartulina,
prefiero el trapecio
para verlas venir en movimiento

Voy viviendo a mi manera,
si conviene, regando pa' que crezca la higuera,
pa' que crezca y dé sombra,
pa' que dé sombra y frutos,
y muchas primaveras.
Y muchas primaveras.

Caballeros de bombín gastado,
calcetín a rombos, de guante roto,
de bufanda mugrienta en las húmedas noches de Marzo.

Como el "lindo gatito", fracasamos invariablemente
para diversión del personal que nos mira de reojo,
Y como el Coyote, nunca llegamos a la hora,
ni al lugar, ni en el momento preciso.

Manolo García - Arena en los Bolsillos (1998)



Entradas relacionadas por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada