martes, 30 de octubre de 2007

Ángel Callejero (la reseña)

Una chica skater karateka es el principal recurso de los mandamases de la ciudad frente a las peores amenazas contra la humanidad: un villano que quiere aplanar la tierra, un cohete australiano que se estrella en medio de la ciudad o conquistadores españoles venidos del pasado.

¡Menudo regalazo para el disfrute que es poder tumbarse a leer este comic! No puedes tener ante tí un planteamiento más franco y sincero que el de estos dos autores con esta historia. Simple y pura diversión de la que ya no se encuentra en los comics mainstream más que contados con los dedos de una mano. Con unos dibujos y planteamientos de página que os invito a ver en la página oficial en las previews que ofrecen, con claras influencias del maestro Eisner y su Spirit en las splash-pages iniciales, con una narrativa que está por delante de dibujos detallados ni rayitas de esas noventeras.
Encima los personajes son de lo más jocosos y esteriotipos cómicos que te puedas echar a la cara, desde los ninjas jugadores de basket hasta el famoso héroe Afrodisiaco... no hay que buscar más produndidad en ellos de la que tienen, son meros clichés que se usan en la historia. Necesito un héroe espacial, pues dibujo a mi propio Buzz Lightyear y dejo que el estereotipo le diga todo lo que quiero que sepa al lector, el resto ya lo pongo yo.

Lo dicho una aproximación franca, sincera y desvergonzada de los comics clásicos de toda la vida, aquellos que leías una y otra vez y que no continuaban de colección en colección por toda la eternidad.

Además según me comentaba Yorick
la edición de De Ponent es idéntica a la realizada en USA y que él mismo reseñó no hace mucho... de la que sólo echo en falta (por buscar una pega) las buenas portadas de los comic-books pero a color.



Entradas relacionadas por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada