sábado, 7 de junio de 2008

Shaolin Cowboy, Geof Darrow

Todo lo que no sea abrir este cómic con ganas de disfrutar del hiperdetallado dibujo de Darrow o de una historia atolondrada y bizarra a más no poder, será tirar el dinero.

Respecto al dibujo de Geof Darrow, nada inesperado para los que ya le conocemos. Unas páginas repletas de detalles hasta límites enfermizos, hasta el punto en que jamás estarás seguro de haberlo visto todo en un cómic de este autor, con el extra de la violencia extrema y la sensación de cámara hiper-lenta siempre activada. Pasa de lo minúsculo (tornillos, llaveros, insectos,...) a lo magestuoso (montañas, monstruos, tiburones,...) con gran facilidad sin que se aprecie una disminución del nivel de detalle. Apasionante, a la vez que agobiante,... la verdad es que aunque soy amigo del formato tomo, es una pena no tener este cómic en una edición en grapa, para poder disfrutar plenamente de este dibujo.

En cuanto a la historia, el silencio del protagonista es suplido por la verborrea de su montura, que hace las veces de narrador y a la vez de parte activa de la historia. Una historia de venganza realmente absurda y desmedida que despierta rápidamente la sonrisa a la vez que se muestra como la excusa (como cualquier otra) que necesitaba Darrow para desbarrar a lo largo de páginas y páginas sin guión ni desarrollo aparente... aunque realmente tampoco es muy necesaria.

Una hipérbole de divertimento.

Quiero más Burlyman Entertainment. Quiero el Doc Frankenstein de Skroce. ¿Quieres más fondos de escritorio? Mira en su web.



Entradas relacionadas por categoría



2 comentarios:

Perse/Werewolfie dijo...

Ey, ese Doc Frankenstein tiene MUY buena pinta... A ver si Panini se anima a editarlo.

FranciX dijo...

A que sí :-D Yo creo que Panini también se animará con esta. A ver si hay suerte. La pena es que como Shaolin Cowboy, la cadencia de todo lo de Burlyman es inexistente. Una pena...

Publicar un comentario