martes, 13 de enero de 2009

Cuaderno de Tormentas

De entre los nombres de autores que se escuchan últimamente por el panorama nacional, ha sido David Rubín el que con tan sólo unas páginas me capturó y guardó en esa ciudad de acólitos que almacena en una botella de cristal guardada en un cajón de su escritorio. Apenas fueron necesarias unas páginas de la BD Banda, de Dos Veces Breve, las visitas a su visceral blog, para hacerme suscriptor de la producción del gallego. Aún tengo pendientes sus anteriores trabajos, pero tras el alto porcentaje de éxito que tiene conmigo, no pasará mucho tiempo antes de que me haga con ellos.

Cuaderno de Tormentas, crónica de los deambulares por Ciudad Espanto, es una experiencia onírica, lúgrube, tenebrosa y brillante a la vez, que cuenta muchas y ninguna historia a la vez, sobre un creador de cómics que en busca de inspiración acaba recorriendo (deambulando) las calles de Ciudad Espanto, y tomando notas para futuras poder contar futuras historias. Esas notas son las que van llenando el álbum, pequeñas historias de una ilustración y un breve texto, apenas relatos intuidos que se van entremezclando con el caminar del autor por la oscura ciudad que sólo existe en su cabeza.

No se trata tan sólo de un revoltijo de semi-historias, también tiene la apariencia de diario, de declaración de intenciones, de obra intimista y de confesión diría que sincera y divertida de un autor que es de lo mejor que he podido leer en 2008, y que me augura buenas lecturas para los próximos años.



Entradas relacionadas por categoría



3 comentarios:

Carlos Pujol dijo...

Si te ha gustado “Cuaderno de Tormenta” yo te recomiendo que te leas "La tetería del oso malayo", que a mi me gustó mucho mas, eso si, ten cuidado porque si te coge en una mala época te puede hundir.

Angux dijo...

Yo no se si me gustó más o menos que este pero estoy con Carlos, no tardes en leerla que te gustará.

Un comentario que hice en mi blog de La Tetería...:

http://lacaravinieta.blogspot.com/2008/07/lecturas-la-teteria-del-oso-malayo.html

FranciX dijo...

Como digo, ya soy un incondicional del autor, así que está claro que La Tetería del Oso Malayo está en mi lista de prioridades. Y, aunque seguramente no encuentre una maravilla argumental, no creo que deje pasar su adaptación de Romeo y Julieta de SM.

Publicar un comentario en la entrada