viernes, 27 de febrero de 2009

Recomendaciones Febrero 2009

Aunque el mes de febrero ya se acaba, las novedades aún se encuentran calentitas en vuestras tiendas. Con todo "lo bueno" recién llegado, paso a daros mis recomendaciones.

Al fin Planeta ha decidido publicar la selección de obras de Batman de Darwyn Cooke, recopiladas en el tomo Batman: Ego, en la que el plato fuerte muestra una historia en la que Batman se deberá enfrentar consigo mismo en uno de los monólogos disociados que mejor han interpretado al personaje. Yo personalmente lo veo como una especie de rechazo al Batman ultraviolento presentado por otros autores, frente a un Batman mucho más recto e íntegro. Aunque es una obra magnífica, no creo que sea del interés de los que no sigan al autor o que sólo busquen las historias esenciales del personaje. Gráficamente cercano al mundo de la animación y realmente magnífico, pero argumentalmente demasiado intrascendente para algunos aficionados, supongo.

En cuanto a las novedades en cómic europeo, y con una distancia de casi un año desde el especial de Munuera, ahora se recopilan Las Aventuras de Spirou y Fantasio de Jean-Claude Fournier. Situadas cronológicamente antes de las historias de Morvan y Munuera, las aventuras de este tomo (El hacedor de oro, Glucosa para Noemi y La abadía encantada) son aún más respetuosas con el espíritu original de las aventuras de Franquin. Representan un nuevo comienzo, y con Fournier con control total de la obra (guión y dibujo), esta etapa es una de las más recordadas del personaje, aunque con estos clásicos eternos se podrían señalar todos los álbumes como memorables.

Siguiendo mi costrumbre de recomendar sólo tomos o números unitarios, no añadiré más a lo publicado por Planeta, pero tengo que recordar que este mes aparece el último número de la serie de vértigo Y El Último Hombre y que al fin aparece una nueva entrega de Los Muertos Vivientes de Robert Kirkman. Dos imprescindibles.

Por su parte, Norma recupera lo poco que le va quedando de la línea de cómics de ABC (línea de superhéroes de Alan Moore en la independiente, por entonces, Wildstorm) con el más variopinto y menos recordado se sus títulos. Tomorrow Stories es una antología de historias cortas de diferentes personajes, dibujadas por diferentes artistas y que van desde el claro homenaje a The Shadow/Spirit con parodia cuarentera de por medio, al niño científico que vuelve locos con sus inventos a su familia y al pueblo en que habita. Yo personalmente me encontré algo liado con tanto cambio entre personajes, pero disfruté mucho de las aventuras del joven Jack B. Quick, el niño inventor, con dibujos del siempre magnífico Kevin Nowlan. No apto para todos los paladares.

La incertidumbre llega con la nueva etapa de The Spirit. Tras la perfecta etapa de Darwyn Cooke, el equipo de valientes que se atreven a tomar el relevo de la serie son Sergio Aragonés y Mark Evanier (Groo) a los guiones, con los lápices de Paul Smith (X-Men, Leave it to Chance), aunque en este número, serán varios los autores que se atreverán con el personaje. Lo que me recuerda una serie de finales de los noventa llamada Las nuevas aventuras de Spirit (que contaba con el beneplácito de Eisner) en las que grandes nombres del cómic homenajeaban al personaje en una antología de historias que supongo de un resultado parecido a este número. Yo le daré una oportunidad.

Además, Norma no deja pasar la oportunidad del inminente estreno de la película de Watchmen (este mes la reedita Planeta en formato absolute con nueva portada), considerada por muchos como la obra maestra de Alan Moore, y publicará 3 libros relacionados con la misma. Dos de ellos, me son más indiferentes al estar directamente relacionados con la propia película, pero el tercero está más vinculado al cómic y me parece más que interesante. Watching the Watchmen es una obra teórica protagonizada por el punto de vista de Dave Gibbons (dibujante de la obra), en la que desgrana gran parte del proceso creativo de la misma. Bocetos previos, esquemas de cada número y documentos sobre la relación entre los creadores y la editorial durante su creación serán algunos de los componentes más interesantes de este tomo. Gibbons garantiza que ha recopilado para esta obra todo el material que ha logrado encontrar. Más allá del valor artístico que podamos encontrar sobre el artista británico, esto es posiblemente lo más parecido a un making of que podamos ver. Además también está involucrado en el diseño del libro Chip Kidd, que tras su participación en otros libros parecidos (magnífico el dedicado a las aventuras animadas de Batman) me parece toda una garantía de calidad y de trabajo atractivo. Me encanta este tipo de materiales y además esa portada parece que me está mirando...

Aunque la mejor forma (o la peor, según se mire) de preparar el estreno de la película es darle una buena relectura a Watchmen, puede que en algún caso, esta ya esté muy reciente o que ya se haya hecho en repetidas veces. En tales casos, aparte de la opción de Norma, Rafa Marín ha realizado una interesante obra teórica llamada W de Watchmen (título guiño a otra de las obras de Alan Moore) publicada por Dolmen, en la que da su interpretación de la obra y resalta artificios interesantes de su estructura, características de los personajes y referencias que se os pudieron pasar en la segunda, tercera o cuarta lectura de Watchmen. El hecho de no haber sido elegida la portada que a mí me gustaba no impide que siga siendo una recomendación obligada de este mes.

Finalmente, en un mes prácticamente dedicado al barbudo inglés (tres de las seis recomendaciones que hago están vinculados a él) en el preámbulo de uno de los estrenos cinematográficos relacionados con el mundo del cómic más esperados, la elección del sólo puede quedar una recaerá en el Watching the Watchmen de Gibbons, por el gran trabajo de Kidd para dar forma a todo ese contenido y porque cuando vi que se iba a publicar en USA me entraron unas ganas terribles de tenerlo.

El mes que viene más...



Entradas relacionadas por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada