miércoles, 11 de febrero de 2009

Zemo, ese pequeño diablillo

David Rubín, (os he hablado ya de él, ¿no?), anunció ayer en su blog que su serie Zemo dejará de aparecer en la revista BDBanda para volver el año que viene en un proyecto de mayor número de páginas. Si a primeros de 2007, David pedía que pusiéramos un Zemo en nuestra vida, ahora parece que lo deja en reserva para que crezca y venga en 2010 más fuerte que nunca. La verdad es que los motivos que argumenta son claros y, sin duda, legítimos (faltaría más), aunque su abandono, sumado al de Victor Rivas (buscad "escamado" en su galería, que están las 8 páginas) en el primer número, a la reciente edición de Las Serpientes Ciegas que se serializa (¿serializaba?) en la revista, más su inestable periodicidad espero que no asesten un golpe mortal a la misma, porque me parece de las mejores iniciativas de cómic patrio. Y más allá de esto, aún me quedan huesudos, cabezudos y c-ariño-sos motivos para seguirla esperando con la paciencia que haga falta.

En el camino, Zemo nos ha dejado 3 historias cortas que nos han contado su origen y un divertido planteamiento que aunque espero que comience de cero para su nueva etapa, era lo mejor de la revista junto al trabajo de Monteys en Calavera Lunar. Diseños interesantes, con lo que empezaba a parecerse al BPRD del Hellboy de Mignola pero en un tono muy Buffy, unos personajes divertidos y un protagonista con mucha miga, humor y mala uva a la vez. Parecía una especie de versión "negra" del Mot de Azpiri y el Dr. Jekyll.

En cualquier caso, esta etapa para mí no será olvidada nunca, porque fue la que me hizo conocer a Rubín, el año que viene veremos lo que da de sí el nuevo arranque del personaje, y ahí estaremos esperándolo, porque seguro que merecerá la pena.


Diseños previos del personaje

Alice, la piroquinética

Capítulo 1 página 4, Zemo conoce a Behemoth

Capítulo 1 página 5, Lápiz y final



Entradas relacionadas por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada