lunes, 30 de marzo de 2009

Cat Shit One, de Motofumi Kobayashi

Ya me había llamado la atención este manga bélico basado en la guerra del Vietnam, contado desde el punto de vista americano y protagonizado por animales (conejos, gatos, monos y cerdos) que representan cada uno de los bandos, así que finalmente me decidí a hacere con ella. La serie consta de 3 tomos y un número a modo de precuela (que creo que es mejor leer después de la historia principal). La historia nos narra las diferentes misiones que afronta el grupo de fuerzas especiales Cat Shit One a lo largo de las fronteras de la zona y más allá del límite de la legalidad. Historias que empiezan un tanto dubitativas, pero que una vez vamos conociendo a los protagonistas es más fácil implicarse emocionalmente tanto en la última parte de esta serie como en su número precuela, tornándose intensas historias de lealtad y exaltación del compañerismo.

A pesar de que en casi todas las páginas se encuentran notas a pie de página aclarando abreviaturas, no se me tornaron lo pesadas que en las lecturas de otro autor muy asiduo a estos términos militares, Masamune Shirow, y rápidamente se habitúa uno a los más repetidos. Tratándose de animales, los dibujos gozan de un gran detalle y retratan el ambiente de las incursiones en la jungla de una forma muy convincente. La calidad gráfica parece mejorar en realismo y detalle página tras página, y las que vienen a color del número de precuela no acaban de gustarme del todo, aunque al contar el sorprendente origen del intrépido Perky (de verdad que te va a sorprender) supongo que trata de romper un poco con el resto de páginas.

El detalle histórico y documentalista del que hace alarde el autor, Motofumi Kobayashi, es sobrecogedor y se nota que es un tema que domina y con el que disfruta. Ahora tengo una decisión que tomar... o veo El puente sobre el río Kwai o me pongo directamente a leer Omega 7.



Según se anunció en el pasado Tokyo International Anime Fair, a finales de año, aparecerá una adaptación animada de 12 episodios que, en lugar de gatos como vietnamitas, tendrá camellos como iraquíes. Aunque el trailer tiene una pinta estupenda, la ambientación de la jungla del manga era magnífica y es una pena que se pierda por intentar actualizar el manga o para no abrir heridas políticas dadas ya por cicatrizadas.

Como curiosidad añadiré que el manga fue publicado en USA bajo el título de Apocalypse Meow, en una clara alusión al clásico del cine bélico y haciendo un guiño al pseudónimo del grupo de élite.

Sería de mis primeras opciones a recomendar a alguien que le gustara el género bélico.



Entradas relacionadas por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada