martes, 10 de marzo de 2009

Koma I, La voz de las chimeneas

Me aproximé a este cómic gracias en gran parte al dibujo de Frederik Peteers que en ningún momento me ha defraudado, siendo el principal responsable de que la protagonista Addidas ("no es como las zapatillas") despliegue esa gran ternura desde los primeros compases del libro.

La historia que nos presenta Pierre Wazen ayudado a los lápices de Petteers es la de la pobre Addidas, que sólo tiene a su padre que ve cómo la niña tiene cada vez más frecuentemente y duraderos desmayos, lo que en su profesión de desollinador puede ser catastrófico, y no puede permitirse los costes de un especialista que la atienda. Pero la competencia en el negocio dicta las reglas, no pueden dejar ningún trabajo y sólo Addidas puede llegar a los rincones más estrechos de las chimeneas... Sola, en la oscuridad de lo más estrecho de una chimenea, quién sabe si despierta o dormida, Addidas encontrará a un extraño habitante del submundo de las chimeneas. Una historia onírica, entrañable y realmente hermosa.

Lamentablemente, siendo un cómic europeo tiene una narrativa muy oriental, que no sería un problema si tuviera bastantes más páginas, porque se lee en menos que has salido de la tienda... así difícilmente se puede amortizar el coste de la excelente (eso sí) edición de Dibbuks. Ojalá aprovechando la próxima publicación de su último número, se animen a publicarla en un futuro no muy lejano en una de esas buenas ediciones integrales que bien saben hacer. De otra manera, lamentablemente me quedaré sin conocer el final de las aventuras de ensueño de la pequeña Addidas.



Entradas relacionadas por categoría



2 comentarios:

Angux dijo...

Me quedé prendado de la mirada dulce y delicada de addidas.
La historia del primer tomo me enganchó sobremanera pensando que sería uno de los primeros comics que leería con mis hijos. Disfrutando tanto ellos como yo de su lectura.
El tercer y cuarto número, me gustaron algo menos, pero el quinto se recupera...
Estoy deseando ver como es el final. Peeters es un monstruo. Increible.
Aúnque yo no me he sabido contener y he comprado todos los números, he de reconocer que se leen demasiado rápido y como dices, un Integral haría mejor la obra.

Un saludo.

FranciX dijo...

Pues genial, porque aunque ya me dices que el tono de la historia sigue el mismo tono, espero que (sin desvelarme el final) hagas una reseñita de la serie completa en tu blog ;-)

¡Estaré atento!

Publicar un comentario en la entrada