viernes, 3 de abril de 2009

Cómics en crisis

Me temo que esta vez estamos en el mundo real. Hasta ahora solíamos afirmar (con mayor o menor base) que las crisis eran periodos en los que más bien se vendían más tebeos, por aquello de buscar la evasión. Es cierto que en anteriores periódos de crisis no habíamos notado nada. Es decir vendiamos tan pocos tebeos con crisis como sin ella...
El mundo del tebeo, era un pequeño reducto de fans, de adictos incondicionales que supongo que contemplaban cualquier alternativa de ahorro salvo la de dejar de comprar tebeos.
Nuestro mundo era irreal. Casi alternativo. Marginal.
Había una paupérrima industria formada tanto por voluntariosos pequeños editores como por obsoletas empresas editoriales, al borde ya del cierre.
Hoy la crisis nos ha alcanzado con todas las de la ley. Y casi no podemos contemplarlo con alegría pensando que eso quiere decir que somos una industria real.
Este primer trimestre de 2009 ha sido la catástrofe para todos. Las ventas han caído en picado. Las librerías más importantes han batido records negativos de ventas. Y los cierres, EREs y despidos nos rodean.
Una estimación optimista sería de un descenso de ventas en torno al 25%.
Y una consecuencia inmediata es la caída de las reposiciones. Las librerías no pueden arriesgar y concentran sus compras en las ventas seguras: la novedad.
Ventas que si no se producen siempre permiten una devolución inmediata, lo que nos llevará a un nuevo problema: la reducción del tiempo de exposición de cualquier novedad de dudosa venta.
Y a nuestro alrededor la situación es peor.
En los últimos meses han cerrado nuestra empresa de logística Edilog, la distribuidora de grandes superficies "Mas es Mas" y han arrastrado en su caída a la histórica distribuidora catalana "Prólogo", del mismo grupo.
Nuestra imprenta ya ha hecho un expediente de regulación de empleo, eliminado el turno de noche y mandado a casa a la mitad de su plantilla, por falta de trabajo e impagados varios.
Los despidos para ajustar plantillas excedidas empiezan a producirse en editoriales, librerías y distribuidoras.
Se anulan viajes a ferias internacionales, o se reducen a la mínima expresión. Ajustamos tarifas con todos nuestros proveedores y nos pasamos el día buscando soluciones.
Ahora vendrán dos meses relativamente buenos: abril y mayo. Por el día del Libro y el Salón del Comic de Barcelona. Supongo que todos volveremos a sacar una tonelada de novedades y es posible que se produzca un efímero momento de remontada.
Pero ¿y después?
¿qué pasará a partir de junio, cuando las devoluciones nos inunden el almacén y se vuelva a reducir el rítmo de novedades?
Hay que coger el toro por los cuernos y entre todos no tirar por la borda lo que habíamos logrado en los últimos años.
Todos tenemos que estar por la labor.
Y ojalá sepamos hacerlo.

Joan Navarro, Director General de Ediciones Glénat España, desde Viñetas.

No es algo que deba sorprender a nadie, se veía venir, pero viniendo de un veterano de nuestro panorama nacional más que alarmante suena más real.



Entradas relacionadas por categoría



1 comentario:

Jolan dijo...

Oscuro panorama el que pinta, sí. En fin, veremos...

Publicar un comentario en la entrada