miércoles, 1 de abril de 2009

El Retorno a la Tierra

De entre los autores europeos que me tienen encandilado, uno de los primeros del ranking sin duda es el amigo Manu Larcenet. Autor que descubrí gracias a esta pequeña maravilla que me pilló de sorpresa en su día. Me llegó gracias a un avance de la editorial y me encandiló la sencillez del dibujo y lo rápidamente que conecté con el personaje de Manu, que se ve de repente viviendo en el campo siendo como es un urbanita convencido. No me cuesta para nada ver la situación en la que se encuentra y los creadores nos involucran de forma divertida en este nuevo y desconocido mundo de la campiña gala.

Está contado como pequeñas historias de media página (o formato de doble tira apaisada, como queráis verlo) conectadas entre sí para contar una historia mayor, que nos irá contando la mudanza de la Manu Larssinet (a modo de obvio seudónimo del autor) y María, su pareja, mientras nos retrata a los secundarios que habitan en el entorno de el Rabanillo, las situaciones en que se encuentra un alguien de ciudad al llegar al campo e intentar integrarse,... una pequeña exagerada (o quizás no tanto) sátira de la vida real, ya que está construido como una especie de autobiografía del propio Larcenet que nos sorprende a cada página que pasamos, incurriendo incluso en un gratificante ejercicio de metalingüística, en el que el guionista, Jean-Yves Ferri, arrastra a Manu a contar incluso el gérmen de la aventura que tenemos entre manos. Romperemos en carcajadas cuando el Señor Rufino pida a Manu realizar los carteles de las festividades mientras la propia Dargaud le solicita sus páginas. No os quedará duda alguna de que ¡El cerdo primero! Además la evolución vital de Manu ha tenido paralelismos con la mía propia, ampliando familia casi a la vez que se producían los mismos eventos en el cómic.

La editorial Bang ya ha publicado 3 tomos y planea sacar el cuarto a primeros de 2009 (me dijeron, supongo que a lo largo del primer semestre), de los cinco que hay publicados en Francia (el quinto publicado el pasado 2008). La edición, aunque algo cara (12€ por 96 páginas), es muy elegante y está muy cuidada, tanto en papel como en acabado. Además esta es una obra que se lee y se disfruta, así que creo que garantiza relecturas futuras. Manu, María, el Señor Braulio, el Ermitaño, el Señor Rufino o incluso la vieja Morticia, forman el conjunto más entrañable de personajes jamás creados para disfrute de un humilde lector. Es un pequeño dulce para pasar un rato estupendo. ¡Carucho!



Entradas relacionadas por categoría



3 comentarios:

Peter dijo...

Gran Francix:
te pasé aviso por mail de que tengo tu Che de los Breccia. ¿Te sigue interesando?
Saludos!

Angux dijo...

Gran Autor y una obra que tengo que pillar ya.

Un saludo.

iluvatar dijo...

Gracias por la reseña, hace tiempo que buscaba una para decidirme.

Publicar un comentario