domingo, 12 de abril de 2009

Trolls de Troy Ciclo II

No esperaba hacer nueva reseña de la segunda entrega de las aventuras de estos divertidos y sanguinarios trolls, pero creo que bien merece la pena revisitarlos para hacer unos breves apuntes extra.

Para los que se perdieron el primer ciclo, sólo decir que pueden leer ambos tomos independientemente, teniendo en cuenta sobre todo que el primero conforma una única historia tratada a lo largo de 4 álbumes mientras que este segundo tomo cuenta cuatro historias independientes, cosa que personalmente me parece más acorde con el género de aventuras y el ambiente humorístico general que reina a lo largo de todas las páginas.

Sobre el dibujo, también destacar nuevamente las virtudes de Jean-Luois Mourier, tanto en la expresividad de los personajes, como en lo imaginativo de fauna, paisajes, mobiliarios, artilugios y demás. Sin duda, de lo más apropiado para el género fantástico y de aventuras que tiene entre manos. Mientras que para el dibujo de Arleston, aplaudir sobre todo la fuerza y la definición de los protagonistas, tanto dentro de la aldea gala, digo troll, como fuera. Pero, ay, si bien los argumentos de las historias están bien escogidos y son divertidos (que es de lo que se trata al fin y al cabo), cada vez está más patente el homenaje a Asterix (paralelo casi dos a dos), que no se bien si es una especie de concurso-oposición para hacerse con los personajes algún día o si simplemente es una especie de intento (innecesario a mi modo de ver) de modernizar el éxito de esa franquicia, pero que en cualquier caso puede gustar o desagradar por igual a los lectores que conozcan mínimamente las aventuras de Asterix y sus amigos.

Otro tema argumental que a mí particularmente me disgusta es la utilización de temas de candente actualidad que sin duda quedarán desfasados con el tiempo y que aunque ahora puedan resultar referencias "modernas" y "guays" para enganchar a un público joven y habituado a las tecnologías (ipods) o programas actuales (Grandes Hermanos u Operaciones Triunfos), irán su vigencia y razón de ser poco a poco (en el caso televisivo es algo que realmente espero). Esto es algo que siempre le he echado en cara a la magna obra de Ibáñez, Mortadelo y Filemón, siempre empeñado en ir de la mano con los eventos deportivos y políticos en lugar de hacer historias originales como son las que realmente pasarán a la historia sin perder ni pizca de su fuerza por más que se vaya a producir un mundial o unas olimpiadas cada 4 años de forma imperecedera.

Con todo y con eso, he disfrutado bastante más este álbum que me ha proporcionado 4 historias muy divertidas en lugar de una trama desarrollada en 4 álbumes. Sólo eso ya le hace destacar frente al anterior.



Entradas relacionadas por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada