martes, 5 de mayo de 2009

El Maldito, Tres días muerto

Guerras de bandas entre los gangsters de la ciudad, un anti-héroe al más puro estilo "noir" envuelto en las intrigas de los dos grandes capos, chicas malas con un pasado en común con el protagonista, un pacto que corre peligro de romperse en caso de no resolver un misterio... Así contado, parece una historia hecha para los aficionados al género negro (que lo es) sin más originalidad. Pero si añadimos que el protagonista está muerto al comienzo de la historia sin que tercie ningún flashback de por medio, que los capos son demonios interesados en el tráfico de almas humanas y que la ciudad se encuentra dividida entre demonios de diferente índole y humanos a los que estos robaron el alma o bien hicieron víctimas de alguna horrible maldición, entonces veremos que no estamos ante la típica historia de gangsters.

Poco a poco descubriremos la maldición que hace que el pobre detective vuelta una y otra vez de la muerte, qué tipo de uso hace de esta y recorreremos en su investigación esta curiosa urbe endemoniada para conocer a sus habitantes y los planes que urden.

La trama que desarrolla el guionista Cullen Bunn en capítulos con buenos finales de continuará que obviamos en la edición completa de la historia, mientras que el dibujo en blanco y negro de Brian Hurtt (Queen & Country y Gotham Central) tiene una gran fuerza, energía y dureza de trazos, quedando las escenas de luchas con demonios realmente para enmarcar. Yo (sacrílego) incluso diría que digna de grandes monarcas del dibujo. No me extrañaría que de ponernos a buscar encontráramos algunas claras referencias al Rey en estas escenas.

En definitiva, una obra que tanto por precio como por formato y contenido deja muy buenas sensaciones. Ni los que busquen un thriller ni los que busquen historias de demonios creo que se sientan defraudados.



Entradas relacionadas por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada