martes, 9 de junio de 2009

El Tercer Testamento

Con las anteriores obras de Xavier Dorison que he leído mi satisfacción ha sido, cuanto menos desigual, pero ya había leído buenas reseñas de esta obra y el dibujo de Alex Alice me tiene extasiado desde Sigfried, así que la económica y correcta edición de Glénat era candidata desde el principio para acabar en mis estanterías.

El Tercer Testamento es una historia de enigmas templarios, persecuciones medievas e intrigas palaciegas con la religión cristiana y sus instituciones como trasfondo. Una interesante e enrevesada a ratos trama que lleva a sus dos protagonistas a través de toda Europa en busca de un manuscrito apócrifo que podría significar el conocimiento absoluto de la cristiandad. Unos lo persiguen para descubrirlo al mundo, otros para destruirlo y nuestros protagonistas van detrás de él en pos del conocimiento o sólo de una herencia que creen que les pertenece. Argumentalmente, la obra no es que de mucho más de sí. Si te gusta el género disfrutarás de lo lindo de las ramas ocultas de la iglesia y demás intrigas, pero si no, quizás te resulte un tostonazo.

Por otro lado, el dibujo de Alice es una auténtica garantía. Atrevidas maquetaciones de página resueltas de modo excelente (la página del cadáver en el desfiladero está genial), impactantes diseños de personajes, figuras angulosas y estilizadas, acción algo confusa a veces pero en todo momento trepidante,... He disfrutado mucho con esta historia, que aunque no está al nivel de Sigfried, deja intuir al artista que viene pegando fuerte.

Lo que puedes recibir de esta obra depende en gran medida de lo que te guste el género de intrigas religiosas-medievales, pero no creo que nadie la dejara a mitad una vez concluido el primer número.

En lo que respecta al formato, a nadie se le escapa que esta obra en su tamaño original ganará muchísimos enteros, y los puristas de estos importantes detalles tildarán a la edición reducida de crimen contra la obra, los artistas y prácticamente contra la humanidad, pero para mí cumple sobradamente su cometido. La he comprado cuando antes no me acerqué a ella, y ahora tengo la oportunidad de buscarla y comprarla en su formato original si me apetece (que puede que lo haga en un futuro). Más, gracias.




Entradas relacionadas por categoría



2 comentarios:

Caracrater dijo...

Yo la había leido previamente en formato grande hace años y ahora me lei este integral y la cantidad de viñetas por plancha y el color del fantastico dibujo de Alice hace que la lectura del integral me haya sido un suplicio.
Saludos.

FranciX dijo...

Si bien, el formato tiene sus limitaciones, creo que es una magnífica opción para acercarse a estas obras que, de otro modo, no tendrían tanta difusión. Es obvio decir que yo prefiero los formatos y precios de Planeta (tamaños originales y precios de bolsillo si comparamos este caso con Comanche, por ejemplo), pero son ligas diferentes.

La anterior entrega de Swolfs no me plantearía comprarla en tamaño album, pero esta quizás sí que lo hiciera. En cualquier caso, tras mi primera experiencia fallida con Dorison, no me hubiera acercado a ninguna otra obra suya de no haber sido en formato BDBook, como ha sido posteriormente con Santuario y esta última.

Habría que intentar entender el formato como lo que es, una edición más económica de una obra pensada para ser publicada de otro modo. Se me ocurren muchos ejemplos pero creo que todos lo entendemos, ¿no?

A mí me viene muy bien este tipo de edición, porque me parece cómodo y práctico. Pero desde ya adelanto que si hubiera comprado Peter Pan de Loisel en este formato habría tardado muy poco en hacerme con él en su formato original.

Publicar un comentario en la entrada