jueves, 25 de junio de 2009

Recomendaciones Mayo 2009

Un mes salonero como este (pasado) requiere de un ejercicio de selección costosa y descarte doloroso, que trataré de hacer de la forma más breve (que lamentablemente no tiene porqué ser austera) posible. Aunque tarde, creo que aún os da tiempo a recoger todas estas novecades que llegaron en su mayoría la última semana del mes.

Siguiendo con la "tradición" de las recomendaciones comenzaré con las de supers para acabar con las "cosas más serias". Como no puede ser de otra manera en este hito anual, hay para elegir. All Star Superman de Grant Morrison y Frank Quitely será probablemente uno de los mejores cómics del primer héroe que jamás se hayan hecho, y si no tiempo al tiempo. ¿Muy exagerado? Pues quizás sí que lo sea, quizás haya puesto muchas esperanzas en esta historia fuera de continuidad que apenas empecé a leer en inglés, pero un inicio tan prometedor no creo que me defraude. El nivel gráfico que podemos encontrar en Quitely es el habitual, o sea que si te gusta es el de siempre y si no te gusta, también, y el argumento que plantea Morrison para este Superman es tan transgresor, que los aficionados esporádicos al personaje como yo sólo podremos pegarnos a sus páginas hasta terminarlo. Si el final está a la altura no tendré que tragarme mis afirmaciones iniciales, en caso contrario... pues ya lo contaré por aquí ;-)

También en un formato de lujo, en este caso en el amado-odiado formato Absolute, hay dos reediciones a destacar. Primero (por comercial) me centraré en la reedición recoloreada de La Broma Asesina, de Alan Moore y Brian Bolland, de la que ya mostré hace un tiempo en qué consistía el recoloreado, además de incluir algunas modificaciones como el cambio del logo amarillo de Batman y alguna otra cosilla. Sobre la obra, aunque no me parece que tenga la trascendencia que tradicionalmente se le ha dado, sí que me parece una de esas clasificadas de must have del personaje (con Batman mi lista de must have es bastante larga). Protagonizada más por el payaso del crimen que por el murciélago, es una de las mejores representaciones de su personalidad e intenta también serlo de su relación con Batman (aunque muy vanalizada a su conclusión). Pero sobre todo, y más allá de su significado o trascendencia como obra, es uno de los mejores trabajos gráficos de Brian Bolland, y en ese sentido sí que es una obra imprescindible. Sobre el recoloreado, inicialmente y más allá de que el resultado final me parezca mejor o peor, creo que es un menosprecio al trabajo original de John Higgins, que es el que todos hemos conocido de esta obra y que siempre nos ha parecido bien, sobre la eliminación del óvalo amarillo me parece una tontería, la verdad. Hubiera valorado más una edición doble o incluso triple (blanco y negro, color original y recoloreado) como se llegó a comentar, aunque supongo que no sería tan comercial. ¿Por qué no colorean el Dark Knight Returns para cambiar el color azul del uniforme por uno negro más acorde con un Batman futurista? Ya puestos a destrozar clásicos...

La otra reedición en este formato es el Absolute Los Mejores del Mundo, coprotagonizado por Batman y Superman y sus archienemigos por excelencia Joker y Lex Luthor. En un guión muy académico de Dave Gibbons, se dan casi todos los tópicos del género de superhéroes y de crossovers entre colecciones, pero el resultado está unos pasos más allá de todo lo que halláis visto antes. Y es que el arte de Steve Rude es una auténtica gozada. El uso de un Batman al estilo original de Bob Kane y de un Superman inspirado en el de la versión animada de los estudios Fleisher, conviertieron esta obra en un clásico inmediato y aún hoy sigue teniendo ese curioso frescor que proporciona su estética y su cuidado guión. Desde ya digo que no es una historia original ni que vaya a sorprender a nadie, pero no creo que quede en el olvido para cualquiera que la haya leído. No puedo evitarlo, y es que me encanta The Dude.

Y sin salir del bat-verso, la historia Joker de Brian Azzarello (100 Balas, Lex Luthor: El Hombre de Acero) y Lee Bermejo (Lex Luthor: El Hombre de Acero, Batman/Deathblow) parece que pasará a la lista de historias esenciales del personaje, junto a Killing Joke, The Man Who Laughs o Mad Love, ya se considere dentro o fuera de la continuidad. Tal y como hicieron ambos autores con el clásico villano de Superman, ahora se atreven con la antítesis de Batman, en una historia que muchos han calificado de universo de Batman al estilo de Vértigo, redefiniendo al Joker y mostrando a parte del resto de la galería de villanos de Batman con el personalísimo estilo de Lee Bermejo. Ya de por sí, el dibujo de Bermejo ya es un gran aliciente para hacerse con esta obra, pero es que además las críticas del cómic están siendo muy positivas.

Huyendo ya del apartado de los superhéroes, y cambiando de editorial, de entre las novedades de Norma para el Saló, tengo que destacar una de esas obras que uno conoce desde hace años y que parece nunca se van a editar. Desde mediados de los noventa que se publicó Big Guy y Rusty el Chico Robot, que recibiera los premios de la crítica, y que viéramos las magníficas ilustraciones de Geoff Darrow, uno podría pensar que la historia haya quedado desfasada, o que no tiene sentido. Pero resulta que el género de las criaturas gigantes destruyendo ciudades no tiene edad. Como ya he hecho una reseña sobre la obra no me voy a extender más. Sólo decir que es pura diversión, y que, de presentarse en un formato y precio más económico sería un auténtico crimen no tenerla. Si resulta que eres fan de Frank Miller, desde luego no se trata de una de las obras destacadas del polivalente y ambivaluado artista, pero si eres fan de Darrow ya estás tardando...

En el lado europeo de la vida, el salón nos trae una jugosa oferta de la que destacaré sólo dos. Por un lado, la continuación de Planeta de la saga de los mundos de Troy con Lanfeust de Troy, la serie que lo empezó todo. Una serie en la que prima la aventura fantástica, con un dibujo muy llamativo y lleno de inventiva, y con grandes dosis de humor, aunque el humor no sea tan protagonista como en Trolls de Troy, y en esta ocasión todo se centre más en la faceta de la aventura. Al fín y al cabo esto se lo que ha hecho a la franquicia algo grande, así que hay buenas expectativas. El hecho de haber empezado la franquicia con Trolls de Troy (supuestamente una precuela) no impide el afrontar la lectura desde cualquiera de los álbumes publicados por el momento. Este tomo de Lanfeust de Troy incluye los 4 primeros álbumes y concluirá con otra entrega en Agosto (al menos eso anuncian, que ya sabemos que Planeta últimamente no es de fiar en este sentido). Como apunte, añadiré que esta serie fue publicada previamente por Devir.

La otra recomendación BD del mes es obligada, a pesar del cambio de formato, con la Colección Integral de Glénat. El Integral de Peter Pan de Loisel es una auténtica joya de la BD. Tengo que dedicarle un tiempo ha hacer una reseña como se merece a esta obra, ya que sólo decir que es la versión del maestro Regis Loisel de lo que sería la precuela de la obra literaria y de la adaptación animada de Disney, parece quedarse corto. Decir que es una dura fantasía que replantea todas las metáforas de la historia del niño que no quiere crecer, parece quedarse corto. Decir que es la obra que explica el porqué de la idea misma de Peter Pan, también es quedarse corto. Porque es todo esto y bastante más. Lamentablemente o afortunadamente (depende de a quién preguntes) el precio y formato de la colección han cambiado a mayores en ambos casos, convirtiendo la edición en una delicatessen no apta para todos los presupuestos.

Dejando atrás el maravilloso mundo del cómic europeo, pareciera que me estreno en el mundo del manga, porque hace ya mucho tiempo que no recomendaba, ni me animaba a comprar ningún manga, pero hace ya tiempo que llevo leyendo maravillas sobre el autor de Monster, Naoki Urasawa, pero la larga duración de sus obras más conocidas en nuestro país me alejaron de sus compras. Y ahora de repente, y casi sin esperármelo, Planeta la reedita en un formato mayor y en tan sólo 9 entregas de periodicidad bimestral. Un seinen en toda regla, en Monster se plantea la historia del Dr. Tenma que salva la vida de un paciente que en un futuro se convertirá en un asesino en serie, lo cual le atormentará y le hace ir en su busca. La edición especial Kanzenban incluye páginas a color, mayor número de páginas y tamaño algo superior al habitual del manga.

Pero es que resulta que además, del mismo autor, comienza la serie Pluto (nada que ver con Disney). Una historia ambientada en una futura sociedad robotizada en la que Urasawa planteará su personal homenaje a la historia clásica del Astroboy de Tezuka, El mejor robot sobre la faz de la tierra. En este caso se trata de tan sólo ocho entregas bimestrales en un formato más económico. Si todo lo que se dice del autor es cierto, cuando acabemos de leer Monster y Pluto (colecciones que se irán alternando mes a mes en su cadencia bimestral) estaremos deseando ver una reedición de la otra gran obra de Urasawa: 20th Century Boys.

La tardanza con esta lista de recomendaciones que prácticamente va a coincidir con la del mes de junio, sumada al hecho de que prácticamente ya las he leído todas, me deja el camino muy libre para elegir la sólo puede quedar una del mes. Aunque en cierto sentido se pierda el espíritu de "riesgo" al elegir a priori. En cualquier caso, y a pesar de que me han encantado otras de las lecturas del mes, hay que tener el Peter Pan de Regis Loisel.

Diría que el mes que viene más, pero será más bien la semana que viene ;-)



Entradas relacionadas por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada