lunes, 8 de junio de 2009

Superman: Hijo Rojo

Ya pareciera que tendría que llevar una losa sobre el pecho como penitencia por no haber leído aún este Otros Mundos de Superman cuando al fín, Planeta decide reeditarlo. Aunque las premisas iniciales del Elseworld pudieran parecer muy buenas y el equipo creativo también, no soy muy aficionado al personaje (salvo puntualmente) y tampoco a su guionista, Mark Millar, así que la "obligada" lectura ha venido empujada por tantas y tantas reseñas positivas y porque al fin y al cabo sí me gustan los dibujantes, Dave Johnson y Kilian Plunkett, y también aparecía Batman, así que no podía salir muy mal parado de la compra en ningún caso.

¿La conclusión? Una de las mejores historias alternativas que ha dado la línea de los Elseworlds. Partiendo del interesante punto de partida de un Superman criado bajo el manto de la Rusia comunista de Stalin, Millar construye todo un mundo diferente en el que paso a paso lleva a Superman a su estado más obvio de ser criado en un entorno totalitario como este. Todo el planeta notará los cambios, la guerra fría como tal no tendrá el mismo sentido que en nuestro mundo, la batalla entre Luthor y Superman tomará un cariz de desafío intelectual así como político, mientras los USA se convierten en el único bastión del capitalismo y personajes como Wonder Woman o Batman se integran en este mundo de forma natural en el primer caso y original en el segundo. ¡Genial ese Batman terrorista-rebelde!

Como geniales son también los diseños realizados por los dibujantes, Dave Johnson y Kilian Plunkett, para la ocasión, y añadidos como extras en la reciente reedición de Planeta. Ninguno de los dos me a apasionado nunca como narrador y sí como ilustradores. Esto se ven en más de una ocasión a lo largo del cómic, pero cuando siguen el camino de lo tradicional al menos no fallan. La parte de la que más seguro estaba de este cómic (la gráfica) es la que más me ha decepcionado, la verdad.

Cuando a lo largo del cómic fui encontrando una pega que consideré tan canónica del personaje que creí que restaba enteros al resultado de la obra, encuentro que el final me lo explica todo... no tenía sentido la kriptonita en el mundo que Millar había ideado y todo se cierra de la forma que a mí más me gusta. Quizás no sea la obra maestra que tanta gente cacarea, pero sí que es una de las historias de Superman que hay que haber leído.



Entradas relacionadas por categoría



1 comentario:

Avengersforever dijo...

Ahora veo que el único que lleva la losa encima soy yo, pues por diversos motivos todavía no he leído esta " maravilla".
La pillé ahora reeditada y estoy esperando terminar lo que tengo entre manos para incarle el diente. Tantas reseñas positivas tienen que venir por algo
Saludos y ánimos

Publicar un comentario