jueves, 10 de diciembre de 2009

Recomendaciones Septiembre 2009

Casi casi lo consigo. De verdad, estuve a punto de ponerme al día con las recomendaciones hace unos meses, pero supongo que no era el momento. De hecho desde entonces me ha sido bastante difícil mantener la cadencia de actualización del blog que me hubiera gustado (siempre teniendo en cuenta que nunca me lo he planteado como una obligación). En definitiva, como no querría que la sección se pierda, haré unos post-express con las recomendaciones que aún tengo pendientes, con idea de recuperar el tiempo perdido de aquí a navidades y que sirvan para alguna cacería furtiva de atrasados y para posibles regalos navideños de los que aún siguen pacientemente la sección.


Así, empiezo con las recomendaciones del mes de Septiembre, que no estuvo nada mal a pesar de que fue pijamero total (que tampoco tiene porqué ser necesariamente malo).

Dentro del universo batmaníaco, para el que no se hiciera con alguna de las dos ediciones de Norma, es posible que algún aficionado quiera tener la versión del Batman de Loeb y Lee conocida por Silencio (o Hush originalmente). Esta saga marcó el retorno de Jim Lee a una cadencia de producción mensual, según contaban las fuentes interesadas en divulgar anécdotas, por una especie de desafío-apuesta al director de Wildstorm. Ya emplearé algunas líneas en expresar mi opinión sobre la saga, pero de cualquier modo, sí que me parece necesario avisar de su publicación en los últimos dos volúmenes (19 y 20) del Coleccionable Batman: El Caballero Oscuro, con portada desplegable incluida.

En el mismo universo, aunque muy alejado (en el tiempo y en la calidad del material) es el largamente postergado estreno de la colección Clásicos DC: Batman (1977-1987), que a lo largo de 20 números bimestrales (?), en un formato económico y en blanco y negro, recorrerá una magnífica etapa del personaje que irá desde este primer número dedicado en exclusiva a la etapa de Marshall Rogers, hasta los prolegómenos de etapas más reeditadas a partir del Año Uno de Frank Miller. Por el camino se nos prometen jugosas y vampíricas apariciones de Gene Colan, Don Newton, Michael Golden y seguramente termine con la etapa de Alan Davis. El profundísimo pero que tiene la colección es que es en blanco y negro, por contra tiene un magnífico precio y el material es magnífico.

Sin alejarnos ahora mucho, uno de los títulos más esperados en la edición de colecciones olvidadas, ha sido Universo DC: Aves de Presa, en la que se recopilan las diferentes miniseries y especiales que darían lugar a la serie satélite de heroínas del círculo del murciélago. La colección se caracteriza por sus altas dosis de aventura, al estilo clásico de espías tipo 007, pero con la presencia contínua de las ajustadas mallas de sus protagonistas. Una colección refrescante. Tanto como la otra colección de la línea, Universo DC: Supergirl, del guionista Peter David y el dibujante Gary Frank, que se reúnen de nuevo para realizar esta serie de tono junevil y divertido como sólo David es capaz de crear. A ambas series les tenía muchas ganas, y ninguna me ha decepcionado.

Cambiamos ahora al reverso maravilloso del mainstream, aunque no dejamos atrás a los nombres importantes del guión de cómics actual. Estamos ante otro de esos afortunados casos en los que el tiempo me da la razón, y es que en el nuevo formato de lujo de Panini, el Marvel Deluxe, empieza la reedición (y además express, porque ya está anunciada su tercera entrega) del Capitán América de Ed Brubaker (Sleeper, Gotham Central, Criminal,...) y Steve Epting (Avengers). Curiosamente esta etapa haya representado el nuevo renacer del personaje tras el abortado intento de Waid y Garney a mediados de los 90. Marvel Deluxe: Capitán América se convierte así en otro fijo para la lista de la compra, y hacía tiempo que no picoteaba nada "nuevo" de Marvel más allá de algún especial suelto.

En la línea adulta de DC, Vértigo, hay un par de novedades destacables. En primer lugar, una de las más prometedoras series que ha llegado de la línea en mucho tiempo. Northlanders de Brian Wood (DMZ) trae este lastre consigo, y tiene un listón muy alto que superar, y es que la temática es tan profundamente diferente a DMZ que difícilmente lo podríamos tomar como referencia. ¿Historias de vikingos? Adelante señor Wood, sorpréndame. La otra serie, es un guiño al pasado con House of Mystery, que cuenta pequeñas historias a lo largo de una trama principal en la que los protagonistas están atrapados en la casa de los misterios. La posible pega que tiene es que si las historias insertadas no gustan (son de diferentes autores) y la trama principal avanza muy lentamente puede que no se llegue al clímax de la misma que según parece no llega hasta el tercer tomo de la serie... ¿hay paciencia?

No quiero acabar el repaso del mes, sin avisar (tarde, ya lo se, pero bueno) de una nueva entrega de Invencible de Robert Kirkman (Los Muertos Vivientes, Brit, Marvel Team-Up,...).

Este es uno de esos meses, en los que cada una de las recomendaciones tiene su "pero", o bien es en blanco y negro, o es demasiado pijamero, o bien no sé qué encontraré tras estos primeros números de la serie, así que en contra de lo que suelo hacer, juego sobre seguro y para elegir el sólo puede quedar una de septiembre, me quedo con el esperado Clásicos DC: Batman (1977-1987), porque con sus "peros" y todo, es una oportunidad imperdonable para los aficionados de leer una etapa del personaje realmente irrepetible.



Entradas relacionadas por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada