martes, 5 de octubre de 2010

El Devorador de Historias, Fabrice Lebeault

Para mí una de las mejores lecturas de este año, aunque se publicara en agosto del año pasado. Alertado por un compañero de trabajo (gracias, Raúl), me acerqué a esta historia un tanto escéptico aunque interesado, con la ventaja de no tener ninguna idea preconcebida y dispuesto a sufrir una decepción o disfrutar de una excelente lectura. Afortunadamente ha sido lo segundo. Incluso ha soportado una relectura sin encontrar grieta alguna en su historia o dibujo.

El Devorador de Historias narra la idem de un autor que se encuentra atormentado por un personaje de ficción que sólo él puede ver y que le insta continuamente a que le conteste, con lo que los demás poco a poco le van dejando de lado como a un loco, y va perdiendo trabajo, novia y amigos,... hasta que finalmente un día cede a los deseos de su interlocutor fantasma, y ahí comienza la aventura del protagonista.

El dibujo sencillo y estilizado no tiene tampoco ningún pero. Mezcla realidad y fantasía, paisaje urbano y de campo, naturaleza y tecnología, sin ningún rubor ni bajada de calidad. Lo importante aquí son los personajes, el desespero del protagonista por librarse de su parlante amigo intangible y este mismo.

Además, por si la historia no fuera cautivadora e interesante, el final está a la altura, y la edición se completa con la historia novelada que el autor mostró al editor para que este la aceptara.

Redondo. Ojalá se vean más obras del autor por aquí.



Entradas relacionadas por categoría



3 comentarios:

Ánima-en-Fuga dijo...

Esas lecturas son las mejores. Un cómic o un libro que encuentras por casualidad y del que no sabes nada, y sin saber cómo te llama la atención. Son las lecturas en las que todo, de principio a fin, son un descubrimiento, y como bien dices... no están exentas de riesgo.

Me apunto éste a mi lista, con su permiso :P.

PD: mi blog es una basura, pero te voy a seguir porque el tuyo me gusta mucho :P

Ánima-en-Fuga dijo...

Esas lecturas son las mejores. Un cómic o un libro que encuentras por casualidad y del que no sabes nada, y sin saber cómo te llama la atención. Son las lecturas en las que todo, de principio a fin, son un descubrimiento, y como bien dices... no están exentas de riesgo.

Me apunto ésta, con su permiso :P

PD: mi blog es una basura, pero te voy a seguir porque el tuyo me gusta mucho :P

FranciX dijo...

Gracias Ánima fugitiva, espero que disfrutes.

Publicar un comentario