jueves, 4 de noviembre de 2010

Héroe al Cuadrado Nº 4

Si ya pobre había sido la sensación tras leer la serie, esta secuela de cierre ha resultado aún más pobre. Poco más que una excusa para dibujar una especie de chiste sobre grupos interplanetarios, y volver a la historia de la psiquiatra que fue lo poco rescatable de la anterior etapa, y que ya había hecho varios años antes mucho mejor Peter David en su Factor-X.

Una serie que está basada meramente en el tándem de sus guionistas Giffen y DeMatteis, y de sus glorias pasadas, al menos debería haber cumplido con unos mínimos argumentales o al menos haber proporcionado algunas sonrisas de más. No creo que haya sido el caso. No digo que no haya tenido sus momentos, pero mucho menos de lo que cabría esperar y, sin duda, mucho menos de lo prometido. Poco más que un chiste alargado.

Además el cambio de dibujante que encontramos en esta última entrega, no hace precisamente un favor al resultado final. Digno a lo sumo, se puede calificar el trabajo de Nathan Watson. No entraré en detalles para no hacer más sangre.

La serie en su conjunto ha sido una pobre inversión en calidad, pero este último número es directamente dinero tirado.



Entradas relacionadas por categoría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada