jueves, 2 de febrero de 2012

Hasta siempre, maestro


La blogosfera muere un poquito...